Los turismos de segunda mano registraron un precio medio de 10.468 euros en septiembre respecto al mismo mes del año anterior, lo que supone una caída en términos anuales del 13,9%. El precio repitió el registrado en los dos últimos meses en la media nacional, informan desde Ancove.

En el caso de los turismos de segunda mano de más de ocho años, el precio medio se situó en septiembre en 7.774 euros, lo que implica un descenso del 1% respecto al mes de agosto (7.853 euros). Las unidades más antiguas siguen copando el marcado. Según datos aportados por la asociación, el 58,8% de las ventas de turismos de ocasión (108.772 unidades) supera los 10 años y otro 11,6% (1.482) tenían entre 6 y 10 años.

En términos de precios, un total de 53.990 unidades (28,8% del total) costaron menos de 3.000 euros, mientras que un total de 24.693 (13,35%) se colocaron en el rango de 3.000 a 6.000 euros. Ancove recuerda que “muchos de estos coches de más de ocho años se comercializan a través de los comerciantes de segunda mano que, a diferencia de los particulares, ofrecen garantías legales”.

El precio del mercado de turismos de segunda mano cayó en septiembre en todas las comunidades autónomas sin excepción. Sin embargo, los descensos marcan importantes diferencias según regiones, entre el desplome del 20,71% de Baleares y una caída de precios más moderada del 9% en la Comunidad de Madrid.

En cuanto al mercado de turismos de más de ocho años, los precios bajaron en todas las comunidades excepto en cinco (Aragón, Asturias, Islas Canarias, Castilla-La Mancha y Región de Murcia). La mayor caída respecto al mes de agosto se produjo en La Rioja, con el 9,5%, y entre las que aumentaron los precios, la Región de Murcia los aumentó un 2,46%.

Ancove precisa que el mercado de VO es muy heterogéneo y, por tanto, la comparación de los precios de unas provincias a otras puede variar por varios factores. En primer lugar, por la antigüedad de los vehículos vendidos. Allí donde se producen muchas automatriculaciones de kilómetros cero (que la DGT las contabiliza como operaciones de vehículos usados), el precio es más alto, al igual que las ventas de las unidades procedentes de las empresas de alquiler, que suelen venderse con 6-9 meses de vida. El otro factor que pesa de forma notable en los precios es el tipo de vehículo, tanto por el modelo, así como la potencia y el equipamiento.