El canal de renting incrementará un 20% su oferta de modelos de menos de cinco años en 2020 en comparación con la de hace cuatro años, periodo en el que se firmaron los contratos cuyos vehículos aterrizarán el próximo ejercicio en el mercado de ocasión, según datos de MSI para Sumauto, publicados con motivo de la IX Convención de la Asociación Española de Renting (AER).

Esta fórmula financiera se ha convertido, según Sumauto, “en una forma de economía circular que permite dar una segunda e incluso una tercera vida a los vehículos seminuevos”. El despunte del renting hará que, de los casi 600.000 vehículos jóvenes que llegarán el año próximo al mercado de ocasión, un 13,8% procedan de este canal y tengan menos de cinco años, lo que supondrá inyectar al stock más de 82.000 unidades procedentes del alquiler a largo plazo.

De estos coches de ocasión que entrarán en el mercado desde el renting, dos de cada tres irán directos al canal de particulares "quienes, en un entorno de desaceleración económica e incertidumbre sobre cómo desplazarse, ven en ellos una solución de movilidad inteligente a buen precio, con poco kilometraje y bien mantenidos", destacan desde Sumauto

Por su parte, el canal de empresas absorberá una tercera parte de las ventas de este tipo de vehículos, mientras que sólo un 0,5% de esta oferta irá al rent a car, principalmente pequeñas alquiladoras de zonas costeras, con poco músculo financiero y que rentabilizan mejor que la compra de modelos nuevos. Para ellas, los vehículos jóvenes de renting suponen una solución para nutrirse de seminuevos, poco rodados y con un mantenimiento garantizado en los últimos cuatro años.

Por otro lado, la situación actual de incertidumbre en torno al diésel con el consiguiente ascenso de la gasolina, unido a la apuesta por la electrificación del parque, apenas se dejará sentir todavía en los modelos que llegarán el año próximo al mercado de ocasión. “Estos se adquirieron en 2016, cuando los mensajes de demonización de esta mecánica empezaban a calar en la opinión pública a raíz del Dieselgate, pero sin tener aún un impacto significativo en ventas, que llegaría dos años más tarde”, destacan desde Sumauto. Esto explica que, en 2020, el 83,3% de los vehículos jóvenes de renting que entrarán en el mercado incorporará mecánicas de gasoil, frente al 93,2% de hace cuatro años (cuando se suscribieron los contratos), un 12,2% se corresponderá con modelos de gasolina frente al 5,3% y un 4,3% con modelos electrificados, frente al 1,4% de 2016.

Con el objetivo de dar salida a este stock de vehículos jóvenes que llegarán al mercado de ocasión, desde Sumauto, que integra a Autocasión y AutoScout24 entre otros verticales especializados, abogan por la puesta en marcha de un plan de incentivos al achatarramiento que permitiría retirar del parque medio millón de vehículos antiguos.

Así, un “plan Renove” a cinco años, dotado con 500 millones de euros y con un incentivo de 1.000 euros por vehículo, llevaría a dos de cada diez particulares a adquirir un vehículo nuevo o de ocasión joven, que en gran medida procedería del canal del renting. Según MSI, el 80% restante valoraría otras formas de movilidad, en la que el renting particular tendría un gran potencial debido al atractivo creciente que tiene esta fórmula de financiación entre los nuevos conductores.