Si bien el mercado de ocasión de híbridos y eléctricos está al alza, el VO que más rápido se vende es el SEAT Mii eléctrico ya que encuentra comprador en apenas 23 días, según el Green Car VO Monitor de Sumauto, realizado a partir de los datos de autobiz con motivo del Salón de Vehículo de Ocasión y Seminuevo de Madrid.

El tiempo que precisa el Seat Mii para echar a rodar es un 70% menos que la media del segmento ECO en el mercado de usados. Y es que normalmente los híbridos y eléctricos necesitan 84 días para salir del stock, pero algunos son capaces de rebajarlo a poco más de un mes. Así sucede también con los eléctricos BMW i3, con 29 días; y Citroën E-C4, con justo 30 días, que son el segundo y tercer modelo más rotado en cero emisiones.

Si la fotografía de la “venta exprés” de VO usado ECO se extiende a los diez modelos más rotados, el promedio de lo que tardan en salir de stock es 32 días, un 60% menos que la media de su segmento, y muy lejos de los 109 días (70% menos) que necesitan los usados diésel y gasolina.

“Todo ello tiene un impacto en el concesionario y en su cuenta de resultados, dado que un VO es un producto perecedero y deja de ser rentable a partir de los 60 días en stock”, destacan desde Sumauto, para añadir que “ese tiempo extra es dinero que se pierde, 15 euros diarios, dado que cada día que pasa sin encontrar comprador se deprecia en cinco euros de media, a los que hay que sumar diez euros de coste fijo que asume el vendedor profesional”.

Según los datos de autobiz para el Green Car VO Monitor de Sumauto, el mercado muestra un "desenfreno" del stock de ocasión de eléctricos e híbridos, hasta el punto de aumentar un 36% en lo que va de año, hasta los 30.700 vehículos. Así, la oferta de esta movilidad sostenible de segunda mano se ha duplicado desde las 15.000 unidades existentes allá por el mes de agosto hasta la fecha. Ese ascenso se explica por la entrada en vigor de la nueva normativa de emisiones, que ha llevado a las marcas a maniobrar con las automatrículas de estos modelos menos contaminantes para evitar las sanciones de Bruselas.

Sin embargo, esta inyección de oferta no se está traduciendo en movimientos de precios a la baja. En realidad, se mantienen estables en torno a los 27.000 euros, aunque la diferencia con los usados diésel y gasolina se reduce, situándose ya por debajo de la barrera de los 10.000 euros.

Para el director general de Sumauto, Nicolás Cantaert, “cada VO es único y el vendedor profesional necesita tener una fotografía nítida del posicionamiento y rotación de cada uno de los vehículos en stock, tanto de su negocio como del resto del mercado. Una lectura que, además, le permite saber por qué modelos apostar sabiendo que son caballo ganador. De ahí la importancia de tener información para la correcta y rentable gestión del stock”.