A pesar de la caída generalizada en el mercado español, los concesionarios de la Comunidad de Madrid matricularon en 2019 un total de 463.309 turismos, 79.457 vehículos comerciales y 5.644 vehículos industriales, lo que supuso un incremento del 1,6% respecto al año anterior. En cuanto al mes de diciembre, las ventas de automóviles crecieron un 20,5%, hasta matricular 40.805 turismos.

La cuota de ventas nacional alcanzada en 2019 por los concesionarios madrileños ha sido del 36,8%, superando a Cataluña (13,8%) y a Andalucía (10,6%). Casi todas las comunidades autónomas finalizaron el año en negativo, salvo Madrid, Murcia, Ceuta y Melilla, informan desde AMDA.

Por motorizaciones, los automóviles de gasolina siguen en su tendencia al alza, tal y como se refleja en las ventas de los concesionarios madrileños. En 2019 se matricularon 232.824 automóviles de gasolina en Madrid, un 10,10% más que en el año anterior. El diésel, por su parte, también está siendo penalizado en la Comunidad de Madrid, alcanzando tan sólo 159.438 automóviles matriculados en 2019, frente a los 197.657 de 2018 (-19,34%).

Por otro lado, los concesionarios de la Comunidad de Madrid lideran las ventas de vehículos eléctricos, eléctricos de autonomía extendida, híbrido enchufable y no enchufable, hidrógeno, GLC, GLP y GNC. Todos ellos suponen un total de 71.057 matriculaciones, un 51,15% más que en 2018 y el 46,95% del total nacional (151.351 vehículos). Las motorizaciones alternativas a la gasolina y al diésel han crecido mucho en el global nacional, un 39,59% más que en el 2018, siendo su crecimiento también positivo en todas las comunidades autónomas españolas.

En palabras de Carlos Bustillo, presidente de AMDA, “estamos expectantes por ver cómo encaja el sector la entrada en vigor de la nueva normativa europea de emisiones, que obligará a los fabricantes a no rebasar en su mix de ventas los 95 gramos de CO2. Esperamos que los concesionarios madrileños no se vean muy afectados por esta situación durante el próximo año, de ello dependerá qué planteamientos nos hacen las marcas. Además, sería importante que el nuevo Gobierno termine con el desconcierto generado en los ciudadanos, trabaje en acciones destinadas al achatarramiento y reciclado de los vehículos más contaminantes, y se posicione claramente por el rejuvenecimiento del parque español de vehículos de turismos, comerciales e industriales, sustituyendo los vehículos más obsoletos por otros mucho más seguros y respetuosos con el medio ambiente”.