Las transferencias de vehículos usados crecieron un 2,3% en el mes de enero, alcanzando las 164.506 unidades, según datos de la consultora MSI para Faconauto. El protagonismo del mercado de segunda mano recae en los modelos de entre 0 y 5 años, con un aumento del 12,8% en el caso de los vehículos de 0 a 3 años y del 24,5% en el segmento de 3 a 5 años. Sin embargo, los vehículos de ocasión de entre 6 y 10 años vieron caer sus ventas en un 3,8%, al igual que los de más de 10, que retrocedieron un 3,7%.

En relación con los canales de venta, el renting, con un 42,5%, los concesionarios (27,5%) y el rent a car (15,7%) aumentaron sus transferencias respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que las ventas en los concesionarios supusieron un 25,1% del mercado, alcanzando las 41.310 unidades.

El combustible más demandado por los compradores de vehículos usados volvió a ser el diésel, con 59,3% del total, pero han bajado sus transferencias en un 3,1% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. La gasolina, por su parte, acapara el 38,4% y aumenta un 10,9% en relación con enero de 2019. Destaca el aumento de las ventas de vehículos eléctricos, que lo hicieron un 72%, contabilizando 449 transferencias.

“El mercado de vehículos usados arranca el año tal y como acabó el pasado, es decir, plano y totalmente polarizado”, explica el director de Comunicación de Faconauto, Raúl Morales. “El segmento de vehículos de hasta 5 años mantiene el protagonismo, con el 34,6% de las transferencias y crecimientos de dos dígitos, mientras que las transferencias de los usados más viejos siguen cayendo. Esta es la tónica que se mantendrá en el tiempo según nuestras previsiones, lo cual es una buena noticia y una oportunidad para los concesionarios, que son los que atienden y tienen el stock de estos usados jóvenes, que son los más demandados por los compradores”.

Por comunidades autónomas, Cataluña (26,7%), Madrid (20%), Castilla-La Mancha (16,2%), Navarra (13,1%), Canarias (5,5%) y Asturias (1,5%) aumentaron sus ventas en enero en comparación con el mismo periodo de 2019. El resto sufrió una caída de las ventas, entre las que destacan Ceuta (-17,8%), Baleares (-18%), la Comunidad Valenciana (-11,1%) y Andalucía (-10,9%).