Adriá Pereira Figueres, de Talleres XJ, en Corça (Girona), ha sido el vencedor de la final de Mecacracks, programa de fidelización puesto en marcha por Federal-Mogul Motorparts. Como premio, participará como piloto (con el copiloto que él elija) en la edición 2018 del Panda Raid.

La final, que se celebró en las instalaciones de la compañía en Coslada (Madrid), reunió a los diez finalistas: además del vencedor, acudieron Rafael Cañavete (Talleres Hermanos Cañavete, en Hell´ñin -Albacete-), Alfredo Lestón (Tecnimotor, en Curtis, A Coruña), Joaquín Fortes (Auto Ben, en Benaguasil, Valencia), Francisco Pereira (Talleres Fran, Palencia), David Morales (Eurotaller Morales Mulero, en Sevilla), Juanjo Calvo (Auto Taller Calvo, Olazagutia, Navarra), Robert Pozas (Talleres Electromecánicos Vegaviana, en Moraleja -Cáceres-), Ferrán Muñoz (Garatge Isidre, en Cervera -Lleida-) y Ángel Collado, Syncromotor, en Ávila).

Todos ellos tuvieron que superar diversas pruebas teóricas, prácticas (sustitución de una pastilla de freno con los ojos vendados, sustitución de un filtro, un cambio de ruedas) y de orientación (localizar en el almacén un filtro y unas escobillas), así como de conducción en un circuito de tierra con el Panda con el que acudirán a la prueba. Además, un jurado compuesto por Begoña Llamazares (Sernauto), Nuria Álvarez (Conepa), Manuel Sánchez (Carsmarobe), Chema Puente (RNE) y Fran Calero (OnMotor) también puntuó a los participantes.

Esta edición de Mecacracks, la primera, ha contado con la participación de 331 profesionales entre abril y diciembre. Los profesionales tuvieron que registrarse en www.mecacracks.com para disponer de su perfil en la plataforma y comenzar a sumar puntos. La forma de conseguirlos ha sido variada: al realizar cursos a través de la plataforma online de formación de Federal-Mogul Motorparts, F-M Campus (www.fmcampus.eu); participando en promociones de las distintas marcas de compañía y mediante la adquisición de sus productos. La interacción de los instaladores en redes sociales con la iniciativa, y la implicación en las distintas acciones extra que se plantearon a lo largo de toda la dinámica participativa, permitieron a los mecánicos sumar puntos adicionales para clasificarse para la final.