ALD Automotive, compañía de renting y gestión de flotas del grupo Société Générale, ha implementado una serie de medidas económicas para facilitar a sus proveedores el cumplimiento del servicio. Para ello, la compañía ha adelantado a sus proveedores un total de 3,3 millones de euros entre 830 proveedores distintos con el objetivo de evitar cualquier tensión de liquidez que pudiera interferir o impedir el desarrollo de sus actividades.

Este importe ha ido destinado principalmente a pymes, entre las que se encuentran talleres, concesionarios de vehículos, transportistas y empresas de limpieza, entre otros sectores.

En la misma línea, ALD Automotive ha cambiado todas sus condiciones de pago con el fin de agilizar los trámites y de efectuar el pago de forma inmediata de todas las facturas que estuvieran pendientes, así como de todas aquellas facturas que genera su actividad de mantenimiento de flota y de la propia gestión del negocio de renting.

A través de estos planes de contingencia, ALD Automotive pretende facilitar soluciones a sus proveedores y dar una respuesta “responsable y solidaria” a todas las empresas con las que trabaja, de manera que todos juntos puedan seguir garantizando la seguridad y asegurando la movilidad de quien lo necesite en esta situación excepcional.