Borg Automotive, propiedad del conglomerado industrial danés Schouw & Co., ha adquirido la empresa española de turbocompresores Turbo Motor Inyeccion (TMI). Además de incorporar el negocio de los turbocompresores a su cartera de negocio, el objetivo de la empresa danesa de remanufacturado es reforzar su presencia en los mercados del sur de Europa.

TMI, con sede en Pamplona (Navarra) y 135 empleados, generó unos ingresos de 14,1 millones de euros en 2019, lo que resultó en un beneficio de 1,6 millones de euros.

La estrategia de crecimiento de Borg Automotive se basa tanto en el crecimiento orgánico como en las adquisiciones. “Durante los últimos años hemos trabajado en varios casos de adquisición específicos”, explica el CEO de Borg Automotive, Kim Kruse Andersen. “Con la compra de TMI, ahora damos el primer gran paso en esta estrategia. TMI es una empresa familiar próspera y bien administrada que se especializa en la refabricación de turbocompresores para automóviles".

El mercado de repuestos para automóviles se encuentra actualmente en un proceso de consolidación, lo que, según la empresa danesa, dificulta las cosas para las empresas medianas. “Debido a las condiciones del mercado, TMI tuvo que elegir entre expandir su propio negocio o ser incluido en un grupo más grande como Borg Automotive”.

“Mi familia y yo estamos muy felices de unirnos a Borg Automotive”, ha declarado, por su parte, el fundador y presidente de TMI, Jesús Lizarraga. “Hemos estado en contacto durante un largo periodo de tiempo y creemos que TMI tendrá las mejores condiciones para un crecimiento continuo con Borg Automotive. Personalmente, también me complace que mis dos hijos sigan formando parte de la empresa. Estoy seguro de que seguirán comprometidos con la empresa y ayudarán a desarrollar su potencial”.

Se espera que la adquisición finalice durante el cuarto trimestre de 2020. Después de la finalización de esta operación, Borg Automotive empleará a 1.500 personas y tendrá plantas de producción en Polonia, Inglaterra y España, así como oficinas de ventas en Dinamarca y Bélgica.

Borg Automotive vende sus productos bajo cuatro marcas diferentes: la marca internacional Lucas, así como las marcas propias de la empresa Elstock, DRI y Re-Ex. TMI también es un distribuidor certificado de repuestos para automóviles Lucas. En la actualidad, TMI remanufactura 65.000 turbocompresores al año y tiene la capacidad de producir 140.000 unidades al año.