Bosch, patrocinador del piloto madrileño Antonio Albacete, del equipo Cepsa, estuvo presente en el Gran Premio de Camión de España, celebrado el pasado fin de semana en el circuito del Jarama con la asistencia de miles de aficionados.

 

Albacete subió al podio en dos ocasiones durante el fin de semana, siendo segundo en ambas pruebas. En este sentido, la última carrera estuvo muy reñida, pero un accidente le privó de volver a estar en el podio, con lo que sigue ocupando el quinto puesto en la clasificación general.

Un año más, los representantes de los talleres y distribuidores, invitados por Bosch, vivieron en directo la novena prueba del campeonato. Además, este año Bosch dispuso para sus invitados de un palco exclusivo situado sobre la línea de meta, en el paddock.

Decorado con imagen Bosch, el palco contaba con una terraza superior desde la que se tenía una espectacular visión de buena parte del circuito, lo que propició un aliciente especial para los invitados. En las vitrinas se expusieron algunos productos Bosch del catálogo de Vehículo Industrial, además de contar con el analizador de sistemas FSA 500 y la nueva unidad DCU 220.

La foto de familia con el piloto español en el box de Cepsa y los desfiles de los típicos camiones americanos, con sus espectaculares decoraciones y de las motos Harley Davidson, supusieron un aliciente especial para los invitados de Bosch, que completaron así un espectacular fin de semana.

Aparte de asistir a las carreras, los clientes de Bosch Automotive Aftermarket participaron también en unas jornadas de trabajo en las que, además de conocer las novedades y ofertas de los productos para vehículo industrial, recibieron información sobre "eXtra", el programa de fidelización de Bosch para talleres, al que los interesados pudieron inscribirse.