Bosch planea establecer a partir del primero de enero de 2016 una nueva división, bajo el nombre Bosch Global Service Solutions (SO), en la que se reunirán todos los servicios internos y externos que ofrece la compañía.

 

Además de continuar con los servicios exitosos como el eCall, la atención al cliente y la externalización de los procesos de negocio, SO también se convertirá en el proveedor interno de Bosch para llevar a cabo funciones de servicios compartidos relacionados con la administración y las ventas.

La división saldrá de la unidad de negocio Service Solutions, que está actualmente englobada en Bosch Sicherheitssysteme GmbH (Bosch Security Solutions), con sede en Frankfurt (Alemania). En una fecha posterior, será configurada como una sociedad independiente desde un punto de vista legal.

Recalcar que este cambio organizativo no afectará a los empleados. "Con vistas a una rápida evolución de los mercados, y en especial del fuerte cambio tecnológico provocado por el internet de las cosas (IoT), Bosch expandirá aún más su cartera de servicios", asegura Stefan Hartung, miembro del Consejo de Administración de Bosch.

La unidad de negocio Service Solutions se ha desarrollado muy bien en los últimos años, registrando un crecimiento sostenido de dos dígitos. A nivel mundial, cada año se crean unos 500 empleos nuevos. En total, la unidad cuenta actualmente con unos 5.000 empleados, de los que una tercera parte se encuentran en España, en los emplazamientos de Vigo, Alcobendas (Madrid) y Barcelona.

Internamente, la compañía espera que esta medida ayudará a una mejora continua de sus procesos. Los servicios globales compartidos que ya existen en Bosch, o que se están planificando para el futuro, van a ser reunidos y estructurados bajo la base de un estándar común.

En este sentido, Bosch ya ha puesto en marcha una serie de iniciativas individuales de servicios compartidos en áreas como la contabilidad y la gestión de temas administrativos de recursos humanos. La creación de una nueva división impulsará un nuevo potencial de mejora de la calidad y eficiencia del servicio, y reducirá los procesos internos de gestión.

Al mismo tiempo, la tarea de la nueva división será la de ampliar aún más su cartera de servicios para clientes externos. Aparte de las diferentes soluciones de servicios compartidos para clientes externos en los sectores del transporte y la edificación, el foco también estará centrado en servicios de comunicación y atención al cliente.