En 2018, la media de edad de todos los turismos siniestrados en España fue de 13 años, según datos de la DGT. Además, un estudio del RACE y Bosch recoge que los vehículos de entre 10 y 15 años de antigüedad tienen el doble de riesgo de sufrir accidentes graves en comparación con los que tienen menos de cinco años.

Así, el correcto mantenimiento de los vehículos más antiguos con los mejores recambios es esencial tanto para su correcto funcionamiento como para mejorar su seguridad. Bosch cuenta con una amplia gama de recambios destinada a vehículos con una antigüedad superior a los diez años. El fabricante ofrece más de 40.000 piezas de repuesto de todas las áreas de producto para cerca de 15 millones de automóviles fabricados en España antes de 2008.

Bosch garantiza la calidad de estos recambios gracias a las numerosas pruebas a las que se someten sus productos, así como a la calidad de equipo original de sus piezas. El programa de recambios para vehículos de más de diez años de Bosch incluye sistemas de frenado, escobillas limpiaparabrisas, sistemas de encendido, inyección de gasolina y diésel, motores de arranque y alternadores, filtros, correas, iluminación, baterías o sondas lambda, entre otros.