Brembo ha dado a conocer los resultados financieros correspondientes al primer trimestre de 2020. Los ingresos alcanzaron los 575,9 millones de euros, lo que supone, respecto al primer trimestre del año anterior, un 13,7% menos -o un 13,3% menos basado en una consolidación comparable-.

El margen EBITDA ascendió en un 17,7% hasta los 102 millones de euros, y el margen EBIT, en un 8,7% hasta 50,3 millones. El beneficio neto fue de 29,8 millones de euros.

Las inversiones netas para el trimestre ascendieron a 39,5 millones, mientras que la deuda financiera neta lo hizo en 450,4 millones (254,7 antes de la aplicación de la IFRS 16), lo que supone un aumento de 61,2 millones de euros con respecto al 31 de marzo de 2019.

alberto bombassei

“Los resultados de Brembo para el primer trimestre del año se vieron afectados por la crisis provocada por una pandemia sin igual en la historia contemporánea”, ha declarado el presidente de Brembo, Alberto Bombassei.

En un contexto de emergencia mundial, Bombassei indica que “la reacción de Brembo se basó en cuatro factores clave y, por supuesto, en garantizar la seguridad total del capital humano, que ha afrontado este momento con un gran sentido de la responsabilidad”:

  • Aumentando las inversiones en innovación a través de nuevos productos y servicios tecnológicamente avanzados, ecológicos y basados en la Inteligencia Artificial (IA).
  • Manteniendo diariamente relaciones de colaboración constructivas con todos los clientes y proveedores del mundo.
  • Fortaleciendo la posición financiera neta, mediante la reducción de las inversiones características y la suspensión de los dividendos.
  • Teniendo una visión a largo plazo, orientada al crecimiento, que incluya también las fusiones y adquisiciones.

Aunque el sector en el que opera la compañía es uno de los más afectados por la incertidumbre general, el presidente de Brembo confía “en que retomaremos el crecimiento a medio y largo plazo, con mayor fuerza y determinación aún”.