Brembo firmó recientemente un acuerdo con Asimco (China) Limited y Asimco Technologies Hong Kong Limited para comprar el 66% de las acciones de Asimco Meilian Braking Systems (Langfang) Co. Ltd a un precio de 616 millones de Rmb (aproximadamente 86 millones de euros), cifra a confirmar tras los resultados de la auditoría actual y sujeta a la reducción de la deuda neta.

 

El 34% restante pertenece a Langfang State, propiedad de Asset Operation Co. Está previsto que la operación finalice en los próximos meses, tras la obtención de las autorizaciones habituales y el permiso de antimonopolio.

Señalar que Asimco Meilian Braking Systems, ubicada en Langfang (Hebei Providence, China) es una fábrica de hierro fundido y planta mecanizada para la producción de discos de freno para turismos, proveedor de los fabricantes de coches cercanos, principalmente empresas Joint Ventures de clientes europeos y estadounidenses.

La empresa espera unas ventas por valor de 650 millones de Rmb en 2015 (90 millones de euros aproximadamente) y tiene una plantilla de 580 trabajadores.

El presidente de Brembo, Alberto Bombassei, declaró al respecto que China es sistemáticamente el mayor mercado de coches del mundo, y esto también se confirma para los próximos años.

Cada vez es más evidente la necesidad de mayor calidad y contenido tecnológico por parte de los fabricantes de coches chinos, además de la extensión de las plataformas mundiales de vehículos”, argumentó acto seguido.

Esta nueva inversión de Brembo en China confirma la estrategia del grupo para seguir de cerca a sus clientes regionales y mundiales, allí donde el potencial de crecimiento es mayor.