Bridgestone y Endesa, a través de su filial Endesa X, han firmado un acuerdo para poner en marcha un proyecto de energía solar en cubierta de 9,2 MW que se instalará en la planta del fabricante de neumáticos en Burgos, una de las tres que tiene en España y de las diez de Europa.

Endesa X será la encargada de realizar la instalación de más de 20.500 paneles solares en la cubierta de la planta. Este proyecto implica una inversión de más de cinco millones de euros y contará con una superficie total de paneles de más de 40.000 metros cuadrados, equivalente a más de cinco campos de fútbol y que supone, aproximadamente, la tercera parte del área total de la fábrica.

La instalación comenzará en los próximos meses y se espera que esté en funcionamiento a finales del primer semestre de 2022. La fábrica burgalesa servirá de referente al resto de plantas que están estudiando instalaciones similares en el futuro, como parte de la estrategia de sostenibilidad del Grupo Bridgestone, que tiene el objetivo de ser neutral en carbono para 2050 y reducir sus emisiones de CO2 en un 50% para 2030.

Gracias a estos paneles, el 14% de la energía eléctrica que consume la planta se va a obtener del sol. La fábrica promoverá así el autoconsumo, minimizando su impacto tanto en el medio ambiente como en la red eléctrica, y será capaz de producir la denominada “energía de Km0”, que se produce en su punto de consumo. La instalación permitirá que, en algunos momentos del verano, la totalidad de las máquinas que operan en la planta van a estar alimentadas por energía solar.

Bridgestone ha contratado el proyecto bajo la modalidad de arrendamiento a 15 años, en el cual no debe realizar inversión inicial en la instalación. Endesa X se encarga de toda la gestión del proyecto de principio a fin, desde la tramitación inicial hasta la puesta en marcha, incluyendo el mantenimiento de la instalación durante la vida del contrato.

Por otro lado, Bridgestone EMIA ha anunciado recientemente que el 100% de la electricidad consumida proviene de fuentes renovables en sus ubicaciones europeas, incluidas todas las plantas de neumáticos, el Centro Europeo de I+D en Roma, la planta PCT en Lanklaar, la planta textil en Usánsolo y la sede de EMIA en Bruselas.