Bridgestone Hispania, filial española del fabricante líder mundial de neumáticos y productos derivados del caucho, ha ofrecido a 14 profesionales de concesionarios de Toyota & Lexus la posibilidad de disfrutar de una experiencia única: visitar la planta que el fabricante tiene en Burgos y asistir a la presentación del nuevo y revolucionario neumático de la marca, el Bridgestone DriveGuard.

Los profesionales de Toyota & Lexus pudieron experimentar las ventajas de este producto gracias a una prueba de conducción en la que circularon con un neumático DriveGuard pinchado por las calles de Burgos comprobando las excelentes prestaciones y comportamiento del neumático en estas circunstancias.

Bridgestone cuenta con 3 fábricas en España que son claves para la estrategia de producción del Grupo en Europa. La planta de Burgos fundada en 1967 bajo la marca Firestone fue adquirida por Bridgestone en 1988 y es actualmente una importante fábrica del Grupo en el Continente. Hoy en día cuenta con más de 1.200 trabajadores y permanece abierta más de 345 días al año para producir cubiertas de turismo PSR, UHP, CVR y 4x4 para el mercado de Reposición y de Origen. En enero de 2014 la planta fabricó el neumático 250 millones.

Además, los participantes pudieron conocer de primera mano el nuevo neumático DriveGuard de Bridgestone. Un revolucionario neumático de turismo que ofrece beneficios adicionales y seguridad a todos los conductores potenciales. Diseñado para equipar a casi todos los turismos-siempre que estén equipados con un Sistema de Monitorización de la Presión de los Neumáticos (TPMS)- prácticamente elimina los peligros asociados al daño de los neumáticos (incluidos los que afectan a las zonas de la banda de rodadura y los costados) y ofrece mayores niveles de seguridad, prestaciones en suelo mojado, confort y eficiencia en el consumo, para que el conductor disfrute de tranquilidad, seguridad y comodidad. De esta forma, el DriveGuard permite al vehículo seguir circulando, tras sufrir un pinchazo, durante una distancia máxima de 80 km a una velocidad máxima de hasta 80 km/h. Una velocidad y una distancia suficientes para llegar con seguridad al destino deseado o bien buscar un lugar apropiado para estacionar o reparar el neumático.