Carsmarobe sigue con su proceso de crecimiento, como lo demuestra que son ya varias las grandes firmas que este año han sumado su colaboración a la empresa de Móstoles, cediéndole equipos de diagnosis para formación y asistencia técnica. La última es la de Delphi, mediante su DS150.

 

Desde el pasado mes de octubre, Delphi llegó a un acuerdo con Carsmarobe para que disponga de soporte, en todas sus áreas, para los usuarios de esta equipación. Sin duda, las máquinas de diagnosis son una de las herramienta más valiosas para los profesionales de la posventa.

Carsmarobe así lo ratifica y recuerda tanto a sus usuarios del servicio de asistencia técnica (más de 2.000) como a sus más de 100 alumnos semanales que la correcta utilización de éstas es primordial en la calidad y resultados de su trabajo.

Delphi también lo sabe, y por ello confía en Carsmarobe para trasladar el concepto y la alta calidad de sus equipos por todo el territorio español, de mano de un equipo de técnicos profesional y cualificado.