Todas las variantes de POWER1 4T y POWER1 Racing 4T, de la familia POWER1 4T de Castrol, se han vuelto a lanzar con nuevas fórmulas y mejoras en el producto. Además, se han hecho nuevas pruebas sobre las variantes de Castrol POWER1 Scooter 4T que han aportado evidencias que refuerzan las ventajas del producto.

El nuevo Castrol POWER1 Racing 4T con Race Derived Technology ha demostrado una mayor resistencia y aceleración en condiciones de circuito, ya que resiste el espesamiento a altas temperaturas y mantiene la viscosidad del lubricante. El producto se ha probado en condiciones exigentes de competición durante más de 40.000 km y ha mantenido el 94% de la potencia máxima que el motor ofrecía al principio, rindiendo en competición sin sacrificar la protección del motor.

El Castrol POWER 4T 10W con Power Release Technology optimiza la fricción, de modo que ofrece a los aficionados de las motos una aceleración superior al dar gas. En una prueba de aceleración en tres etapas realizada en las instalaciones de Castrol con un motor supersport de 4 cilindros, Castrol POWER1 4T 10W-40 fue 6,6 segundos más rápido que un 10W-40 de la competencia y 2,8 segundos más rápido que una formulación anterior.

Por su parte, Castrol POWER1 4T 15W-20W con Power Sustain Technology gestiona el calor y la fricción para garantizar una potencia continuada gracias a su capacidad de resistir a la oxidación a altas temperaturas.

En la gama para scooters, Castrol POWER1 Scooter 4T es la variante del producto diseñada para responder a las necesidades de sus motores. Las scooters pueden funcionar hasta 15 grados por encima de las demás motos, por lo que, según Castrol, es crucial que el lubricante funcione a temperaturas muy elevadas y reduzca la fricción en el motor para ayudarla a alcanzar la máxima potencia. La prueba de aceleración realizada demostró que Castrol POWER1 Scooter 4T con Scootek Technology acelera más rápido que un lubricante de referencia, al que aventaja en hasta 1,6 metros en 30 segundos.