El Foro de VO y Posventa, celebrado el 4 de octubre en Madrid, contó con diferentes presentaciones de empresa, entre otras, la de Continental Automotive que, de la mano de José Raúl de la Rica, responsable de Formación y de Centros de Freno ATE, mostró los pilares fundamentales sobre los que trabaja el grupo y las ventajas de pertenecer a esta red de talleres especialista en freno.

Con más de 100 años de experiencia, ATE desarrolla el sistema completo de frenos en un vehículo, razón por la cual los principales constructores a nivel mundial apuestan por la marca. Esta trayectoria, así como su gama de productos, se traslada a la posventa a través de su red de talleres ATE, especializado en la reparación y mantenimiento de sistemas de freno.

Actualmente, la enseña está compuesta por 70 talleres en nuestro país y más de 1.400 en todo el mundo -sobre todo en Europa-, expertos en frenos por haber recibido la formación del fabricante de primer equipo, con las últimas informaciones de tecnología de sistemas de freno. Además, los Centros de Frenos ATE cuentan con una imagen muy profesional y disponen de las herramientas de digitalización adecuadas.

Pero, ¿qué ventajas ofrece la red al taller? Según su responsable, asegura el negocio a largo plazo y una tasa de ocupación mejorada; reparación y mantenimiento de primera calidad; confianza y fidelización del cliente final al taller gracias a la imagen de ATE como proveedor; disponer de productos exclusivos, como las pastillas cerámicas ATE, el líquido de frenos SL6 o los discos de freno Power Disc; contar con ventajas comerciales y especiales; y un centro de formación a disposición de los talleres.