El Citroën C4 Cactus es el mejor embajador de la marca Citroën en el 38º Salón del Automóvil de Barcelona. Este modelo, 'Coche del Año en España 2015', resume tanto la nueva filosofía de la marca, humana, inteligente y optimista, como los valores que han convertido a Citroën en sinónimo de éxito en el mundo del automóvil, con 50 millones de vehículos vendidos en sus más de 95 años de historia.

 

El fabricante francés llega al certamen de la Ciudad Condal con el C4 Cactus, un modelo revolucionario que no sólo destaca por la originalidad de su diseño o por su habitabilidad sino también por su eficiencia. Sus motores y su bajo peso le han convertido en uno de los modelos con menor consumo y emisiones, con 82 g/km en diésel y 100 g/km en gasolina.

Este modelo no es un mero ejercicio de estilo. Sus diseñadores han buscado conjugar la estética con los aspectos prácticos, en un esfuerzo constante por lograr los volúmenes ideales y la máxima eficiencia hasta en los más pequeños detalles. Como ocurre con los vehículos que han marcado una época, el Citroën C4 Cactus se identifica y se recuerda fácilmente. Se distingue por unas superficies depuradas y limpias y volúmenes fluidos que huyen de formas o ángulos agresivos.

Plantea las bases de una nueva forma de entender el automóvil: más diseño, más confort y más tecnología útil en un vehículo económico y ecológico. La estrategia que hay detrás del Citroën C4 Cactus es novedosa, ya que propone dar más valor a lo que realmente cuenta para los clientes, incorporando innovaciones tecnológicas y apostando fuertemente por la funcionalidad y la eficiencia. El resultado es un diseño diferente, confort para todos, facilidad de uso y bajo coste de utilización.

Si los Airbump encarnan el diseño al servicio de la funcionalidad y el Airbag in Roof o la banqueta delantera inspirada en los sofás son un fiel reflejo de la importancia que se le ha dado a la habitabilidad y al confort, la visión inteligente del automóvil defendida por Citroën queda patente en los novedosos motores PureTech y BlueHDi, que han convertido al C4 Cactus en el uno de los vehículos de menor consumo de los que se comercializan en España.

La distancia entre ejes de 2,60 m del Citroën C4 Cactus (similar a la de un Citroën C4) permite una gran habitabilidad, en unas dimensiones de berlina compacta (longitud: 4,16 m; anchura: 1,73 m). Asimismo, su perfil de diseño es ideal, con 1/3 de superficies acristaladas y 2/3 de carrocería, mientras que sus 1,48 m de altura benefician la aerodinámica. De igual forma, ofrece un amplio maletero de 358 litros.