El Clúster de Automoción de Aragón ha incorporado a ocho nuevos socios (Kivnon, Grávalos, Soma, Dynámical 3D, Moontech, Marena, Pomceg Electronics y Assembly Control Technologies ACT) en la primera mitad del presente año 2020, “un ejercicio diferente a todos los anteriores dadas las circunstancias derivadas de la crisis sanitaria global del coronavirus que afecta a la práctica totalidad de los sectores productivos”, afirman desde el CAAR. Para adaptarse y para colaborar en la recuperación social, económica e industrial, la entidad baraja diferentes proyectos para los próximos meses destinados, por ejemplo, a mejorar la cualificación de los trabajadores del sector.

En este sentido, el Clúser lanzará en septiembre un paquete de cursos gratuitos centrados en la industria 4.0, preparado para proporcionar a las personas, y especialmente a las que hayan perdido su empleo, las competencias necesarias para ser parte activa en la transformación tecnológica de la automoción y toda su industria auxiliar. Enmarcados en la oferta formativa de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (Fundae), estos cursos cubrirán áreas como la transformación digital y logística o la gestión de este tipo de proyectos 4.0.

Estas iniciativas se han presentado en el transcurso de la Asamblea General Extraordinaria celebrada por el CAAR, la primera en formato virtual, en la que también se aprobaban las cuentas de 2019, con el informe favorable del auditor externo, y se constataba un importante aumento de los ingresos por la prestación de servicios a los asociados, que ya suponen casi el 70% del presupuesto del Clúster, un 10% más que en el año anterior.

Además de dar la bienvenida a los nuevos socios, la reunión online contó con la ponencia de Cristobal José Colón, socio de la empresa consultora Roland Berger, quien repasó el contexto de la industria de componentes de automoción para 2020, año en el que se esperan caídas en las ventas de vehículos en Europa de entre el 20% y el 40% y, en menor medida, en las de componentes y servicios auxiliares.

Durante la ponencia, los asistentes constataron que el Covid-19 ha acelerado la transformación de un sector que ya se encontraba inmerso en importantes cambios, con implicaciones en campos como las nuevas tecnologías de propulsión, movilidad compartida y autónoma, cadenas de suministro, redes de venta y distribución, y entorno competitivo. Roland Berger identifica cuatro tendencias clave que van a verse afectadas por la actual crisis con toda seguridad, en un grado que ahora es difícil precisar dada la incertidumbre existente: movilidad futura de personas y bienes, conducción autónoma, conectividad e inteligencia artificial y electrificación.

Lo que sí resulta indudable, según el CAAR, es que “las empresas van a verse obligadas a adaptar sus costes a la nueva normalidad, sea esta la que sea, y a alcanzar un alto nivel de eficiencia en todas sus funciones, departamentos y procesos”.