El fabricante de vehículos Maxus, de origen inglés, ya cuenta con 21 concesionarios en España, formados por grandes grupos y repartidos por toda la geografía española. Dentro de los planes de la marca en nuestro país, se prevé llegar a la cifra de 38 concesionarios a finales de este año.

La gama de furgonetas 100% eléctricas de 3.500 kg, denominada como Maxus EV80, ya está disponible en tres versiones -furgón de 10,2 m3, 11,4 m3 y chasis cabina-, con un motor de 92 kW, baterías LiFePO4 de 56 kW.h de última generación y carga rápida y carga lenta de serie, ofreciendo una autonomía real de más de 200 kilómetros en condiciones de reparto urbano. Maxus deja acceso a la energía de la batería de tracción, por lo que puede desarrollar cualquier tipo de aplicación para el mantenimiento, servicios o gestión de basuras en las ciudades.

MAXUS G10 fabricacion

Asimismo, el fabricante comercializa el modelo Maxus V80, una furgoneta diésel polivalente de 3.5 T, con tres capacidades de carga y chasis cabina, diferentes configuraciones y motorización diésel eco VM de 2.5 litros. La gama diésel se ampliará a lo largo del año que viene hasta llegar a las 5 toneladas.

En los próximos años, además de la gama industrial, la red de concesionarios recibirá otros vehículos de tipo todoterrenos, SUV y monovolúmenes para el mercado español.

Maxus cuenta con más de 120 años de historia dedicados a la fabricación de vehículos industriales y por ella han pasado a lo largo del tiempo marcas industriales como Leyland, MG, Morris, BMC, Austin, Freight Rover, Leyland DAF y LDV. Incluso en la ciudad española de Valladolid se fabricó, bajo licencia de la británica Morris Motor Company, uno de sus más afamados modelos, la furgoneta popularmente conocida como SAVA J4, entre los años 1965 y 1989. Tras la compra de SAVA por parte de ENASA -la compañía Sociedad Anónima de Vehículos Automóviles-, fue comercializada bajo la denominación Pegaso SAVA J4 y en los años 80 se comercializó finalmente como Pegaso J4.

En el año 2009, el grupo automovilístico SAIC Motor adquirió la marca centenaria industrial británica y, tras una inversión multimillonaria para su reindustrialización y descentralización, la devolvió al mercado bautizada como Maxus. SAIC Motor, además de poseer marcas propias como MG y Roewe -antigua Rover-, es el constructor integral para el mercado asiático de diferentes modelos de Cadillac, Chevrolet, Iveco, Škoda y Volkswagen, entre otros.