Una vez aplicado Ajusil en la superficie, éste comienza a reticular o endurecerse a partir de los 10 ó 15 minutos, llegando al reticulado total a las 18 horas aproximadamente. Resiste temperaturas de -60º a 300º C y es capaz de soportar agua, refrigerantes, detergentes, combustibles, grasas, etc.

Disponible en formato presurizado de 200 ml o tubo de 75 ml, el producto es aplicable en cualquier posición. Sella caja de cambios, bomba de aceite, bomba de agua, tapa de cárter, tapa de balancines,etc.

Para su aplicación, lo primero que se debe hacer es eliminar los restos de sellante anterior. Según recomienda Ajusa, es importante limpiar y desengrasar las superficies que estarán en contacto con el formador de juntas Ajusil. El siguiente paso es aplicar un cordón uniforme dejando margen con el borde y los pasos de los tornillos por la parte interior. Seguidamente, montar la otra superficie mientras el producto conserve su estado blando (10 - 15 minutos).

Desde Ajusa aconsejan no aplicar una capa demasiado gruesa porque podrían llegar restos hasta los pasos de aceite (tapa culata) y causar daños en el motor u obstruir el colador del tubo de aspiración de aceite (cárter). Además de leer el prospecto que acompaña al Ajusil, se recomienda también mantener lejos de cualquier fuente de calor, usar indumentaria y guantes, y realizar el proceso en lugares bien ventilados.