El fabricante alemán Daimler tiene previsto invertir alrededor de 500 millones de euros en una nueva fábrica de baterías para vehículos híbridos y eléctricos en Alemania.

De este modo, la capacidad de producción de baterías de iones de litio de su filial Deutsche Accumotive en la localidad sajona de Kamenz se triplicará. En un principio la construcción de la planta comenzará en otoño, para producir ya en el verano de 2017.

Señalar que en la nueva fábrica se fabricarán baterías para vehículos híbridos e eléctricos de las marcas Mercedes-Benz y Smart.

Dieter Zetsche, presidente de la junta directiva de Daimler, expresó que una batería de alto rendimiento es el componente clave para la conducción sin emisiones. “Por ello invertimos 500 millones de euros en la construcción de una segunda fábrica de baterías en Alemania”, confesó acto seguido.