NGK Spark Plug ha restructurado el negocio del Aftermarket en EMEA, creando cuatro regiones con el objetivo de acercar el foco de atención a los mercados y a los clientes más allá de sus propias fronteras.

En palabras de David Loy, vicepresidente Aftermarket EMEA, “recientemente se están produciendo cambios sustanciales en el entorno del Aftermarket, impulsados por la concentración y la digitalización. Habrá más cambios en nuestra industria, por lo que debemos adaptar nuestra estructura y hacer frente a los nuevos retos que se avecinan. Con estos desarrollos estaremos mejor preparados para el futuro”.

Estas cuatro regiones (Western Europe, Central Europe, Eastern Europe and Euroasia y Middle East and Africa) reportarán directamente a, propio David Loy. “La nueva organización estructural, sitúa a NGK Spark Plug Europe en una situación inmejorable para acometer el futuro del Aftermarket EMEA”, concluye el responsable.

Como consecuencia de estos cambios, España y Portugal configuran, a partir del 1 de abril, junto a Francia y Norte de Africa, y Reino Unido e Irlanda, la recién creada Western Europe.

Para liderar esta región, David Loy ha escogido al hasta ahora director general de Iberia, David Bassas, quien ha sido promocionado a la posición de director Western Europe. La primera decisión de David Bassas en su nueva responsabilidad ha sido promocionar a Carlos García a la posición de Senior Manager Marketing & Operations, y a Luis Romero como Senior Manager Sales & Business Development.

David Bassas ha declarado que “estamos muy orgullosos de ellos; ambos han dado un sólido soporte al Equipo de Iberia desde que se unieron a NGK Spark Plug Europe. Estamos seguros que contribuirán a un mayor desarrollo de ambos países (España y Portugal) gracias a sus cualidades profesionales y humanas”.