DeltalleraldesguaceLos talleres españoles enviaron el pasado año al desguace cerca de 1.200 vehículos abandonados por sus dueños en sus instalaciones, lo que significó unas pérdidas de más de dos millones euros para estos establecimientos, que en la mayoría de los casos se ven con la reparación hecha sin poder cobrar la factura correspondiente, según un informe de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam).

Este organismo, que representa a más de 7.000 empresas, considera que la crisis y la delicada situación económica de las familias acentuó el abandono de los vehículos, al no poder hacer frente a su factura en el taller o bien porque nos les compensa ya reparar su viejo coche.

Ganvam añade que esta mala práctica - que la nueva Ley de Seguridad Vial alivió hace dos años al garantizar la retirada inmediata de estos vehículos al desguace - está directamente relacionada con el creciente envejecimiento del parque, por dos factores: la caída del 50 % de las ventas en los últimos cuatros años y la mayor demanda de vehículos de más de diez años (un 12 % más).