La nueva gama de Delphi, remanufacturada según los estándares homologados de OE, garantiza que los distribuidores y talleres puedan ofrecer a sus clientes “productos y servicios de alta calidad a precios competitivos”, destaca la compañía que, junto con las bombas nuevas originales y las reparaciones autorizadas, proporciona otra alternativa de servicio “muy rentable en un mercado que sigue en crecimiento”.

La nueva gama consta de 29 bombas Common Rail DFP1, DFP3 y DFP4, para turismos, vehículos comerciales ligeros y vehículos de fuera de carretera de 22 fabricantes de vehículos, entre los que se incluyen Ford, Hyundai, JCB, Kia, Mercedes, PSA y SsangYong.

Respaldada por una garantía de dos años, la gama estará disponible en los distribuidores y la red autorizada de reparación de Delphi Technologies. Para poner en marcha el programa, se distribuirán inicialmente algunas bombas nuevas OE durante un tiempo, permitiendo a la compañía acumular cascos.

Delphi Technologies Common Rail 2

“Las ventas de vehículos diésel nuevos en Europa alcanzaron su máximo en 2015, lo que significa que millones de vehículos comienzan a entrar en el mercado independiente de servicios de mantenimiento”, comenta Jean-Francois Bouveyron, vicepresidente de Delphi Technologies Aftermarket para EMEA. “Sumado al creciente parque de vehículos comerciales ligeros y medios, se espera que las reparaciones de sistemas Common Rail aumenten en los próximos años. El lanzamiento de nuestro programa de remanufacturación proporciona al mercado de aftermarket otra manera de explotar este lucrativo sector”.

A medida que los vehículos envejecen, el coste de las reparaciones puede acabar siendo muy elevado en comparación con su valor. Sin embargo, al reutilizar los componentes principales, Delphi Technologies podrá devolver las bombas a su estado original reduciendo los costes de reparación tanto para propietarios de vehículos como para gerentes de flotas. El proceso utiliza un 50% menos de materiales y consume un 85% menos de energía.

Además, y siguiendo su compromiso con la calidad. Delphi Technologies sigue un estricto proceso de siete pasos que incluye inspección de los componentes principales; desmontaje del producto; limpieza; nueva inspección; sustitución de piezas por equivalentes a OE; montaje; comprobación y calibración. Este enfoque garantiza que las bombas funcionen según las especificaciones para OE en cuanto a emisiones, ahorro de combustible y duración.