Los defectos graves detectados entre 2014 y 2018 en la categoría de motocicletas y ciclomotores por las ITV españolas, en el apartado de ‘Alumbrado y Señalización’, han aumentado un 22,5%, según recoge el estudio realizado por la marca Philips, que fabrica y comercializa Lumileds. Además, los datos cerrados de los ocho últimos ejercicios (de 2011 a 2018) muestran que los defectos graves detectados en la iluminación de motos y ciclomotores en las ITV españolas han crecido un 62,3%, pasando de 70.137 a 113.822 al cierre de ambos ejercicios.

En cuanto a los defectos leves, este incremento entre 2011 y 2018 se observa aún más preocupante. No en vano, este tipo de defectos pasaron de 49.163 a 83.367, lo que supone un crecimiento de casi el 70% en ese periodo.

A cierre de 2018, el parque de motos y ciclomotores en España ascendía a 5.393.239 unidades, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), donde el 63,1% de las motos y el 88,7% de ciclomotores tenían diez o más años. “La antigüedad de los vehículos no debe ser nunca una excusa para descuidar su mantenimiento, especialmente en los de dos ruedas”, apunta Jorge Jiménez, director general de Lumileds Iberia. “La mejor forma de garantizar que su sistema de iluminación se encuentra en perfectas condiciones, y que, por lo tanto, circulamos de forma segura, es poner en manos de nuestro taller de confianza el mantenimiento de lámparas y ópticas”.

“No debemos pasar por alto el adecuado mantenimiento del sistema de iluminación de motos y ciclomotores”, añade Jiménez. “Ver y ser vistos, de día y de noche, es aún más importante cuando hablamos de vehículos de dos ruedas, especialmente vulnerables frente a otro tipo de vehículos cuando circulan en carretera. De ahí la importancia de no posponer la revisión y mantenimiento del sistema de iluminación y confiar en lámparas de la máxima calidad y duración”.

Las lámparas Philips para moto se caracterizan por un alto rendimiento, una resistencia a la vibración para vehículos de dos ruedas de hasta 10 G (fuerza gravitatoria) y un cristal de cuarzo de alta calidad. Vision Moto y CityVision Moto ofrecen hasta un 30% y un 40% más de visión, respectivamente, que una lámpara estándar. Mientras, CrystalVision Ultra proporciona una luz blanca brillante, y X-treme Vision Moto eleva hasta un 130% más el campo de visión.