El fabricante canadiense de componentes de automóviles Magna anunció la venta de su unidad de interiores a la empresa española Grupo Antolín por aproximadamente 525 millones de dólares (poco más de 486 millones de euros).

 

En un comunicado, Magna recalca que la operación para la venta de su sección de interiores incluye 36 plantas de producción y unos 12.000 empleados localizados en Europa, Norteamérica y Asia, pero excluye "algunos activos", como la unidad de asientos de la empresa canadiense.

Magna indicó que los activos vendidos al Grupo Antolín tuvieron ventas por valor de unos 2.400 millones de dólares en 2014 (unos 2.222 millones de euros).

El consejero delegado de Magna, Don Walker, afirmó que "estamos seguros de que el Grupo Antolín seguirá dando servicio a nuestros clientes de interiores y proporcionará a nuestros empleados con sólidos cimientos para el futuro".

"Esta transacción es consistente con nuestra estrategia de refinar nuestra cartera de productos para concentrarse en ciertas áreas claves del vehículo", agregó seguidamente Walker.