Endesa X, la nueva línea de negocio de Endesa, ha firmado un acuerdo con Saba y Saba Barcelona Bamsa para el despliegue de hasta 400 puntos de recarga en su red de aparcamientos. El acuerdo incluye la implementación de los puntos de carga en 36 aparcamientos, 18 de la red de Saba y 18 de la red de Bamsa (compañía de capital público-privado participada en un 60% por Saba y en un 40% por el Ayuntamiento de Barcelona). Saba y Bamsa asumen el desarrollo e inversión de esta red de recarga que operará Endesa.

El despliegue inicial del acuerdo incluye la puesta en funcionamiento de 144 puntos de recarga, que ya están operativos en 36 aparcamientos de 14 ciudades españolas (Madrid, Barcelona A Coruña, Alicante, Marbella, o Pamplona, entre otras). Saba ha aprovechado en este proyecto las subvenciones previstas en el Plan de Apoyo a la Movilidad Alternativa del Ministerio de Energía (Plan Movalt).

Todos los puntos funcionarán con tecnología de 22 kW (semirrápida), por lo que los usuarios podrán recargar el 80% de la batería de su vehículo eléctrico en aproximadamente una hora. Además, contarán con el conector universal para este tipo de carga y estarán disponibles para cualquier cliente -tanto de rotación como abonados- que aparque en los estacionamientos de Saba.

Las infraestructuras desplegadas están conectadas a una plataforma digital de Endesa que permitirá la interoperabilidad y el control remoto de los puntos. Gracias a la aplicación para móviles ecaR, disponible en IOS y Android, los usuarios podrán localizar la estación de carga, conocer su estado e incluso pagar el servicio con su tarjeta de crédito sin necesidad de ser liente de Endesa.

El acuerdo forma parte del Plan de desarrollo de Infraestructuras de acceso público de recarga para el vehículo eléctrico que presentó Endesa a mediados de noviembre, con 108.000 puntos de recarga públicos y privados para vehículos eléctricos en los próximos cinco años, de los que más de 8.500 puntos serán de acceso público.