Endesa X y Galp han estrenado ya su primera “Isla de la Energía”, una infraestructura de recarga que ya está en funcionamiento en la estación de servicio Galp, ubicada en la carretera N-II, P.K. 29,0, sentido Madrid, en el municipio madrileño de Alcalá de Henares. Los otros cuatro estarán situados en Málaga, Sevilla, Zaragoza y Badajoz.

Todos los puntos son de carga rápida, con una potencia de 50 kW, que permiten cargar un vehículo eléctrico en minutos; en concreto, el 80% de la capacidad de la batería queda cubierto entre 15 y 20 minutos. Además, cada punto permite realizar recargas tanto en corriente continua (CCS Combo, CHAdeMO), como en corriente alterna (Mennekes), con lo que se podrá dar servicio a todos los modelos de vehículos eléctricos existentes en el mercado.

Todos los puntos de recarga estarán conectados a una plataforma digital de Endesa que permite la interoperabilidad y el control remoto de los puntos. Tan sólo hay que descargarse la aplicación para móviles ecaR, disponible en IOS y Android, y los usuarios podrán localizar la estación de carga, conocer su estado e incluso pagar el servicio con su tarjeta de crédito sin necesidad de ser cliente de Endesa. En un futuro también podrá usarse directamente con la plataforma de Galp.

El acuerdo forma parte del Plan de desarrollo de Infraestructuras de acceso público de recarga para el vehículo eléctrico que presentó Endesa a mediados de noviembre, que prevé la puesta en marcha en nuestro país de 108.000 puntos de recarga públicos y privados para vehículos eléctricos en los próximos cinco años, de los que más de 8.500 puntos serán de acceso público.