FCA sigue firmemente convencida de que su propuesta por el Grupo Renault era “justificada, convincente y transformadora”, así como “ampliamente apreciada desde que fue presentada”. Su estructura y términos fueron “cuidadosamente equilibrados para ofrecer beneficios sustanciales a todas las partes”. Sin embargo, ha quedado claro, según FCA, que “las condiciones políticas en Francia no existen actualmente para que tal combinación proceda con éxito”.

FCA expresa su “sincero agradecimiento” a Groupe Renault, y. en particular, a su presidente y su director ejecutivo, y también a los socios de la alianza con Nissan Motor Company y Mitsubishi Motors Corporation, por su “compromiso constructivo” en todos los aspectos de lapropuesta de FCA

FCA afirma que continuará cumpliendo su compromiso con el mercado y sus clientes a través de la implementación de su propia estrategia.

Previo al comunicado de la Directiva de FCA, desde el Comité de Dirección de Renault se había dado a conocer que la Junta Directiva del grupo, reunida también el 5 de junio bajo la Presidencia de Jean-Dominique Senard, continuaba revisando con interés la propuesta recibida de FCA para una posible fusión. Según la compañía, “el Consejo de Administración no pudo tomar una decisión debido a la solicitud expresada por los representantes del Estado francés para posponer la votación a un Consejo posterior”.