FlexFuel Energy Development (FFED), el especialista en el desarrollo de soluciones para el consumo de combustible y las emisiones contaminantes, presenta Hy-Carbon, su servicio de descarbonización de motor para el mercado ibérico de la posventa.

Hy-Carbon es un sistema de hidrógeno para la descarbonización del motor que evita los problemas relacionados con la calamina u hollín. La combustión que se produce en el motor provoca la formación de un depósito de hollín en varios componentes como los cilindros, los pistones, el filtro de partículas, la válvula EGR y el turbo. Si la calamina de estas piezas no se elimina regularmente, el motor no funciona correctamente, dando lugar a averías cuyas reparaciones pueden resultar muy costosas para el propietario de ese vehículo (unos 350 euros en el caso de la válvula EGR y hasta 2000 euros si se trata del turbo).

La tecnología Hy-Carbon de FlexFuel aporta una solución a través de un proceso altamente sencillo y limpio: la inyección de hidrógeno en la admisión de aire del vehículo. La trayectoria del hidrógeno garantiza la limpieza de todas las piezas del motor. Una vez regenerado, el motor encuentra su par, los defectos se corrigen y se eliminan más de la mitad de los contaminantes, lo que se traduce además en un ahorro de combustible. Cuenta con la tecnología patentada EGR Pilot, encargada de la limpieza de la válvula EGR, que es el componente que más sufre de todos por la suciedad del hollín.

El tiempo de todo el procedimiento del Hy-Carbon es además muy rápido. Dependiendo de algunas variantes como el tipo de vehículo, su cilindrada y la tipología del tratamiento (preventivo o curativo), el procedimiento suele tardar entre 30 y 120 minutos. Su coste es también otra ventaja ya que el precio oscila entre 60 y 300 euros.

Desde el punto de vista del taller, esta es sin duda una oportunidad para incorporar un nuevo servicio sin que ello suponga una gran inversión en tiempo o recursos por su parte. La máquina se alquila a través de un sistema de renting cuyo precio varía dependiendo del tipo de vehículo. FlexFuel se encarga de formar a los profesionales de la reparación a través de cursos presenciales muy sencillos e intuitivos.

FlexFuel2El sistema se basa en tres equipos, Hy-Carbon 1000S, 2000S y 3000S, con distintas capacidades, pensados para turismos, autobuses y camiones respectivamente. Según Younes Smaini, responsable de FlexFuel para el mercado español, este sistema permite ventajas significativas al taller, como “ser una nueva fuente de ingresos y abrir la posibilidad de ofrecer un nuevo servicio al usuario, sin necesidad de una atención del operario durante su uso; además, permite ventas cruzadas (como cambio de aceite o filtro de aire), no utiliza apenas consumibles, tiene un impacto positivo directo sobre el medio ambiente y cuenta con todo nuestro apoyo en márketing. En definitiva, permite al taller diferenciarse y fidelizar al cliente”.

FlexFuel está presente en el mercado francés en redes como Speedy, Midas, Norauto, First Stop o Point S; además de contar con un acuerdo con Autodistribution. En España, se plantean que 2.500 talleres cuenten con máquinas FlexFuel en cuatro años. De momento, la distribución se realizará mediante un equipo propio, que visitará a los talleres con un opacímetro para detallarles las ventajas del sistema y del servicio. En una segunda fase será cuando comiencen a alcanzar acuerdos con distribuidores para multiplicar su difusión.

FlexFuel Energy Development (FFED) es una compañía creada en 2008 y con sede en París (Francia). La empresa cuenta con una extensa gama de productos y servicios dirigidos a optimizar el rendimiento del motor tanto de turismos como industriales. La oferta de FlexFuel, reconocida por su rendimiento y efectividad, ha obtenido la certificación del Ministerio de Transporte francés, así como de la empresa de verificación independiente, Bureau Veritas. El año pasado abrió filiales en Bélgica, Italia y Reino Unido, y en este 2019 la ha abierto en España.