Gates está llevando a cabo una serie de medidas para evitar o detener la venta de correas de distribución falsificadas con su marca comercial. Este movimiento también los hace como fabricante de referencia en sistemas de transmisión por correas.

 

En consonancia con la iniciativa MAPP (fabricantes contra la piratería de productos, por sus siglas en inglés), la firma ha decidido triplicar sus esfuerzos para ayudar a los instaladores y distribuidores a comprobar la autenticidad de las correas de distribución de Gates que adquieren.

Desde julio de 2015, Gates incorpora en los embalajes de sus correas de distribución PowerGrip un código exclusivo e intransferible. Así, el nuevo etiquetado de los embalajes incluye tres sistemas de verificación de este código exclusivo, un marcado triplemente seguro que ayuda a distinguir la calidad original de Gates de las posibles falsificaciones.

En el embalaje de la correa hay impreso un código alfanumérico exclusivo de 14 dígitos que se puede introducir en gates.com/original para proceder a la autenticación del producto.

Como alternativa, tras la instalación de una aplicación específica en un teléfono inteligente o en un lector de códigos de barras, es posible escanear el código QR para obtener información acerca de los productos originales o falsificados.

Por último, aunque no por ello menos importante, a este conjunto de medidas de lucha contra la piratería se le ha unido una etiqueta tesa PrioSpot, muy difícil de falsificar gracias a sus diferentes características de seguridad. De esta forma, unas pocas comprobaciones visuales bastarán para reconocer la autenticidad del producto.