"El sector está logrando la recuperación de su actividad a buen ritmo, tras la caída de ventas registrada durante los meses de confinamiento por la pandemia del Covid-19". Así lo destacan desde Grupo Andrés de acuerdo a los datos que maneja en sus distintos centros de distribución y los talleres profesionales a los que suministra neumáticos ya con cierta normalidad.

Como ventaja para esta recuperación, el distribuidor señala que los 3,5 millones de vehículos pendientes de pasar la ITV, la necesidad de puesta al día de los vehículos tras una inmovilización de varios meses y, en general, la puesta a punto del principal medio de transporte personal.

“Aunque hay que ser cautos con la situación, por los rebrotes que surgen en determinadas comunidades, parece que el usuario final está volviendo a las carreteras para sus vacaciones estivales con cierta normalidad y con un incremento de las rutas cortas”, asegura Eduardo Salazar, director general de Grupo Andrés, quien confirma niveles de ventas que se van acercando a los de 2019, recuperándose así la "ansiada normalidad" o "nueva normalidad".

Grupo Andrés empresa

Grupo Andrés ha podido garantizar en todo momento el suministro y hacer frente a la demanda de los talleres profesionales gracias al stock de 700.000 neumáticos en sus almacenes, lo que ha servido para contrarrestar el parón que se ha producido en las importaciones y suministro de fabricantes a nivel internacional.

Igualmente, la capacidad logística de la empresa y la funcionalidad de su plataforma tecnológica B2B están sirviendo para ayudar a superar esta crisis, ya que, según explica Andrés, "permiten atender a los profesionales del taller con agilidad y eficacia, ante las numerosas necesidades planteadas por los consumidores una vez que se levantaron las limitaciones de movilidad en los distintos puntos del territorio español".

La plataforma de venta online de Grupo Andrés alcanzó en mayo los cinco millones de pedidos y, a raíz del desconfinamiento, ha sido necesario potenciar la atención a los profesionales con la reapertura de los talleres. Con el aumento de la actividad, la compañía también ha ido recuperando de manera progresiva a los empleados incluidos en el ERTE que fue necesario aplicar, como consecuencia de la caída de facturación, en el comienzo de la pandemia.

Según explica Eduardo Salazar, “en este instante y con una proyección de varios meses, la palabra clave va a ser ‘Disponibilidad’, ya que estamos sufriendo una penuria importante de todos los fabricantes y tener neumáticos disponibles será el valor a buscar”.