En un sector de alta competitividad y constante evolución como es el de la automoción, aplicar una estrategia de mejora continua en procesos y servicios es fundamental para crecer, ganar eficiencia, aumentar la productividad, reducir costes, minimizar errores, así como para conseguir un servicio mejorado que responda a las exigencias del cliente del taller de coches.

En este contexto el valor de la información para el taller de coches se potencia. Pero, ¿cómo puede el taller localizar y beneficiarse de la información? Desde GT Motive explican que los dos elementos básicos sobre los que el taller debe actualizar su conocimiento son: el entorno general (tendencias sociológicas, normativas y otros puntos que impacten de algún modo en la actividad del taller); y el sector de automoción (tendencias en los gustos y demandas de los clientes, nuevos productos y procesos, normativa específica, etc.).

La información permitirá numerosas ventajas al taller: conocer la evolución y tendencias del mercado, adelantarse a las demandas del cliente, detectar nuevas oportunidades de negocio, ganar capacidad de reacción para afrontar posibles amenazas y ganar capacidad para tomar las decisiones más adecuadas en consecuencia, reduciendo el riesgo del proceso de decisión.

GT Motive cita algunos de los principales medios que ayudarán al taller en la adquisición de información para la mejora continua y competitividad de su negocio:

1. Revistas especializadas, blogs profesionales, prensa, publicaciones formativas, etc. La prensa en general y, especialmente, secciones de prensa del motor y la prensa del sector ayudarán al taller a estar al día de novedades, datos y evolución del sector, tendencias y hechos relevantes. También serán de utilidad publicaciones formativas de diferentes fuentes del sector y los ebooks, además de blogs de medios de comunicación, expertos individuales del sector, proveedores,... Estos medios son de fácil acceso para el taller y de bajo coste o gratuitos.

2. Formación. La formación continua se convierte en un elemento esencial para el taller, con el fin de actualizar el conocimiento y competencias que permitan al taller de reparación de vehículos desarrollar su actividad eficazmente, sobre todo teniendo en cuenta los constantes cambios que experimenta el sector de automoción: aparición de innovaciones y tecnologías que aumentan la complejidad de la reparación del vehículo, introducción de coches de energías alternativas, nuevas tendencias normativas y sociológicas.

Además de facilitar y agilizar la adaptación del taller a los cambios y exigencias del mercado, la formación continua aportará al taller diversas ventajas: incremento del rendimiento y competitividad, reducción del estrés laboral generado por la incertidumbre y dificultad, logro de un servicio de mayor calidad y, por ende, aumento de la satisfacción del cliente final, etc.

3. Foros de Internet y redes sociales. Los foros son páginas en las que se discute un tema específico, donde los usuarios expresan ideas y opiniones, mientras que las redes sociales también pueden ser útiles para estar al día sobre el sector, recopilar ideas de mejora e innovación, detectar nuevas demandas y necesidades del público del taller, etc. A propósito del cliente, éste es una fuente de la que el taller puede obtener información muy valiosa para reforzar sus puntos fuertes y detectar áreas de mejora, no solo a través de las redes sociales, sino ya sea a través de las conversaciones y comentarios que realizan al personal del taller, las opiniones y valoraciones que hacen en un cuestionario de satisfacción del taller,...

4. Congresos, jornadas, conferencias, seminarios o ponencias del sector automoción. Son un recurso que permite profundizar 'in situ' sobre un tema de la mano de expertos en la materia. Además de poder ampliar los conocimientos sobre el sector de automoción en general o cuestiones concretas, la asistencia a este tipo de eventos puede ofrecer al taller otras ventajas como generar nuevos contactos, intercambiar conocimientos y resolver dudas.

5. Ferias o Salones. Este evento periódico es un punto en el que se concentran muchas novedades e información sobre tendencias y evoluciones del sector, razón por la cual algunas ferias incluso suelen atraer a visitantes de diversos países. La duración de las ferias del sector de automoción suele ser de entre tres y cinco días. Habitualmente, van acompañadas por la realización de actividades paralelas, como foros y mesas redondas, sobre temas de actualidad e interés para el taller de coches. Para que el taller pueda sacar el mayor provecho de su visita a una feria es importante una planificación previa.