El grupo de concesionarios Ibericar ha invertido un millón de euros en la apertura de dos nuevos puntos de venta de la marca Nissan en la Comunidad de Madrid, como parte del plan de expansión de la compañía iniciado el pasado año.

 

Estas nuevas instalaciones cuentan con una superficie de más de 2.600 m2, que se utilizarán tanto para la exposición de vehículos como para taller. En este sentido, el centro de la calle Julián Camarillo dispone de 625 m2, mientras que el de Coslada mide 2.000 m2.

La compañía prevé que estos dos nuevos centros en Madrid, que crearán 15 puestos de trabajo, le permitan incrementar un 3% las ventas totales del grupo y un 50% las del concesionario Ibericar Reicomsa, puesto que ampliarán la zona de influencia de Nissan en Madrid.

El gerente de Ibericar Reicomsa, Víctor Saboya, resaltó que esta operación representa "un paso más" en el plan de expansión y crecimiento de la compañía, que tiene el objetivo de aumentar la presencia del grupo en todo el territorio nacional y mejorar la experiencia del cliente.