Ibericar, destacado grupo de concesionarios de automóviles en España, acaba de ampliar su cobertura en la provincia de Málaga con la apertura de un nuevo centro Peugeot en Marbella, cubriendo Málaga capital y Fuengirola con dos sucursales.

El objetivo primordial para la marca es, según manifestaron desde la propia compañía, la relación con el cliente. Por ello, en esta nueva andadura se van a contratar 30 profesionales con experiencia y elevada cualificación de la zona para ofrecer ese servicio.

Para Pablo Bosch, gerente de Peugeot Ibericar Motors, "el mercado de la provincia de Málaga ofrece muchas posibilidades y cuenta con la Costa del Sol como motor impulsor del crecimiento, por eso es importante tener presencia en estos puntos estratégicos".

Las instalaciones en Málaga ocuparán un total de 5.000 m2, en las que Peugeot cuenta con una Blue Box (un edificio propio) integrada dentro de la ciudad Ibericar.

En Marbella, un edificio Blue Box independiente de 2.000 m2 estará cerca de Ibericar Marbella y en el caso de Fuengirola unos 2.000 m2 estarán incorporados como Blue Box en las instalaciones de Ibericar.

Asimismo, la exposición contará con vehículos nuevos, servicio de financiación, tasación, movilidad, postventa, mecánica y más de 22 carrocerías entre las que se encuentran los modelos lanzados en 2014.

"Estamos orgullosos del trabajo que venimos realizando en la región y no dudamos que la apertura de estas tres nuevas sedes es el camino para ampliar la cuota de mercado", concluyó Bosch.