Joan Font y Borja Rodríguez siguen en carrera después de completar con muchas dificultades la tercera especial de esta edición el pasado 7 de enero, un bucle con inicio y final en Neom, al norte del país, de 491 kilómetros, 414 de ellos cronometrados. El Toyota Land Cruiser 120 del FN Speed Team volvió a ser uno de los últimos vehículos en cruzar la línea de meta y, como en las dos etapas precedentes, tuvo que realizar buena parte de la especial -unos 200 kilómetros- de noche y con el terreno absolutamente impracticable tras el paso de los camiones.

“Ha sido muy duro. La arena estaba muy blanda y en las subidas, entre los cañones, hemos tenido muchos problemas. En la última parte también ha habido alguna duna y pendientes pronunciadas que no podíamos ascender incluso con los neumáticos deshinchados al máximo”, narraba Borja Rodríguez a su llegada al campamento, tras más de diez horas de etapa.

joan font doga 2

La tercera jornada del Dakar 2020 proponía una primera parte entre cañones en la que los pilotos tuvieron muchas dificultades de visibilidad a consecuencia del polvo en suspensión. En el caso de Joan Font, la situación todavía se agravaba más al salir por detrás de la mayoría de los camiones participantes. La segunda parte, en cambio, fue más técnica y compleja en cuanto a navegación. Ésta la realizaron casi de forma íntegra a oscuras, informan desde DOGA, patrocinador de los pilotos.

“Por suerte Borja ha estado impecable y ha clavado la navegación. El problema es que al estar tan atrás no hemos salido hasta las11:30 horas, y oscurece a las 17:00 horas, de manera que buena parte de la especial la acabas haciendo de noche. Esto nos retrasa bastante en la parte final, porque tenemos que ir con mil ojos y estar muy atentos. Conducir tantas horas a oscuras se pasa fatal, es muy peligroso y en cualquier momento puedes cometer un error”, explica Joan Font, que ocupa la 70ª posición en la clasificación general de coches.

Pese a ello, el piloto catalán no pierde su habitual optimismo. “Estamos contentos, es verdad que está siendo muy exigente y que el cansancio hace mella, pero seguimos aguantando. Este Dakar está hecho para los prototipos y los coches de serie no tenemos más remedio que luchar y persistir”.