Unos 600 accionistas han participado en la transmisión virtual de la Junta general anual virtual de Schaeffler AG, que ha aprobado un dividendo de 45 céntimos de euro por cada acción ordinaria sin derecho a voto. El índice de reparto fue de aproximadamente el 43%, lo que se sitúa dentro de la banda objetivo del 30% al 50% en función de los ingresos netos consolidados atribuibles a los accionistas antes de efectos especiales.

“El dividendo propuesto es el resultado de un cuidadoso equilibrio de intereses. En nuestra opinión, es justo y apropiado que los accionistas participen del éxito del año pasado. Nuestra base de capital y una liquidez muy sólida nos permiten hacerlo”, ha declarado Klaus Rosenfeld, CEO de Schaeffler AG.

Asimismo, la Junta General anual ha aprobado un nuevo sistema de remuneración para el Comité de Dirección que el Consejo de Supervisión de la empresa había adoptado con efecto retroactivo a partir del 1 de enero de 2020. Así, Schaeffler implementa los cambios de los requerimientos reguladores para la remuneración de los comités de dirección, de conformidad con la ley alemana de implementación de la segunda directiva de derechos de los accionistas (ARUG II), más rápidamente de lo que exige la ley.

La remuneración del Comité de Dirección se basa en los principios de ajuste del rendimiento y la remuneración, la creación de valor y el cash flow disponible. La remuneración variable se centra en la evolución del valor corporativo a largo plazo y sostenible. El nuevo sistema de remuneración también refuerza la orientación hacia el mercado de capitales y la sincronización de los intereses de los accionistas con el Comité de Dirección. Además, se ha añadido una nueva obligación de compra y tenencia de acciones, según la cual los miembros del Comité de Dirección deben comprar acciones ordinarias sin derecho a voto en una cantidad y un periodo previamente determinados, y mantenerlas hasta el final de su ejercicio.

Para hacer justicia a la creciente importancia de la sostenibilidad como parte de la estrategia corporativa, en la remuneración variable también se incluyen los objetivos de sostenibilidad. Asimismo, se han rediseñado los criterios de rendimiento y se ha cambiado el plan de pensiones de los miembros del Comité por un sistema basado en contribuciones.

"El nuevo sistema de remuneración es claro y transparente. Además de su remuneración básica fija, los miembros del Comité de Dirección perciben componentes de remuneración variable a corto y largo plazo. Así pues, junto con la modificación del plan de pensiones, uno de nuestros principales objetivos era vincular esta parte variable de la remuneración de nuestros altos directivos con la consecución de objetivos específicos de sostenibilidad”, ha señalado Georg F. W. Schaeffler, accionista familiar y presidente de la Junta de Supervisión. También considera que “la obligación de comprar y mantener acciones es un paso importante para que el Grupo Schaeffler se oriente todavía más hacia el mercado de capitales”.

El balance anual de la compañía está disponible en este enlace.