El hombre de Tesla en Barcelona es el italiano Marco D'Alimonte, ingeniero de telecomunicaciones formado en el Politécnico de Milán, que ya reside en la capital catalana y que prepara la ofensiva comercial del grupo a partir del año que viene. Así lo recoge un artículo de Elconfidencial.com, en el que explica que Marco D'Alimonte trabaja en Tesla desde hace dos años, tiene algo más de 30 años y habla cuatro idiomas.

Según esta fuente, se han enfriado las perspectivas de que la compañía haga una gran ofensiva de ventas en automóviles, en especial con el Model 3, sino que el negocio pasará por el ámbito de la energía solar y las baterías de autoconsumo. La estrategia del grupo de Elon Musk en España pasa por una alianza con promotores españoles para instalar la Powerwall 2, que se comercializa con una placa solar en forma de teja diseñado por la empresa norteamericana.

En el ámbito del automóvil, parece ser, de acuerdo a Elconfidencial.com, que Marco D'Alimonte reconoce que en España se venderán pocas unidades. Serán concesionarios más escaparate que otra cosa, para reforzar la imagen de la marca Tesla a favor de la energía, que sí resultará prioritaria para el grupo. Por ahora se ha creado la sociedad con sede en Barcelona Tesla Spain, según consta en el registro mercantil, presidida por un catalán Marc Cerdà, que aparece como un experto en fiscalidad de Tesla afincado en San Francisco.