Liqui Moly sigue centrándose en el balonmano internacional en sus campañas publicitarias y continúa como patrocinador oficial del Campeonato Mundial Masculino, que se celebrará del 14 al 31 de enero de 2021 en Egipto. “Este deporte es una parte importante de nuestro menú de marketing y la Copa del Mundo es el solomillo. Por eso volveremos en 2021”, afirma Ernst Prost, director gerente de la compañía alemana.

Hace dos años, el logotipo azul y rojo se pudo ver durante 96 partidos en el torneo de Dinamarca y Alemania. “No solo hemos llegado a casi un millón de espectadores en los estadios, sino que también hemos acercado nuestra marca a muchos millones de aficionados al deporte en las pantallas de todo el mundo”, señala Ernst Prost.

La nueva edición en el Norte de África se realiza bajo patrocinios especiales. “A causa del Covid-19, cualquier cosa es posible: una Copa del Mundo con pocos visitantes en el estadio, una sin espectadores o incluso una cancelación. Nadie lo sabe a ciencia cierta. Si el campeonato se celebra, entonces es definitivamente con Liqui Moly”, añade el responsable. Por primera vez, 32 equipos en lugar de 24 disputarán un campeonato mundial de balonmano masculino. “Esto significa más partidos en la fase preliminar y, por lo tanto, más tiempo de publicidad”, destaca Ernst Prost.

Liqui Moly tiene una fuerte presencia en el deporte de motor, actualmente en el campeonato mundial de motociclismo MotoGP, incluso con su propio equipo en Moto2, así como en las carreras de turismos. “Dado que queremos atraer a los aficionados al deporte más allá de los deportes de motor y dar a conocer nuestra marca, también apostamos por otros eventos. El Mundial de Balonmano es uno de ellos”, señala el jefe de Liqui Moly, quien se muestra completamente satisfecho con los resultados de 2019 y, por tanto, se compromete con las próximas contiendas por el título.

“Como marca, cuyos productos pueden adquirirse en 150 países, la internacionalidad de una Copa Mundial y la consiguiente presencia en los medios de comunicación de todo el mundo es un criterio determinante. Ya sea balonmano amateur, al más alto nivel nacional, en los campeonatos europeos o mundiales, el balonmano no es un territorio nuevo para Liqui Moly. El cálculo es sencillo y el resultado habla por sí mismo: más conocimiento de la marca conduce a más ventas”. En palabras de Ernst Prost, “lo que pasa en la cancha describe bien cómo funcionamos como empresa: acciones rápidas, compromiso total, espíritu de equipo y la voluntad de estar entre los mejores”.