Ser mecánico de competición no es sencillo”, ya que “se trata de un mundo bastante cerrado, en el que es difícil entrar por varias razones”. Según explica Loctite en uno de sus post del Blog Ruta 401, el mundo de la competición en España sigue siendo, por un lado, “un ámbito dominado por las sagas familiares y por los círculos de amistades”. Y, por otro, “las posibilidades de formación específica en España sobre mecánica de competición son escasas”.

Se trata de “un camino difícil”, sobre todo, si no se tienen “padrinos”, aseguran desde la firma. Dentro de su artículo, Loctite explica las opciones de formación en nuestro país, así como la forma ir “metiendo la patita” en el mundo de la competición y, por último, por qué no intentar preparar algún coche para competiciones de rallyes.