Un coste de mantenimiento excepcionalmente bajo ha sido siempre una de las principales ventajas de los híbridos Toyota, algo que resulta de especial interés para los clientes profesionales de flotas. Un nuevo estudio independiente, llevado a cabo por Tec-RMI en Alemania, así lo confirma.

 

Según los resultados del estudio llevado a cabo para BFP Fuhrpark, la revista alemana sobre gestión de flotas, algunos híbridos Toyota consiguen ahorrar hasta 1.000 euros en mantenimiento tras apenas tres años de vida útil.

El número de BFP Fuhrpark compara una selección de modelos híbridos e híbridos enchufables ofrecidos por distintas marcas. Todos los vehículos analizados tenían 36 meses de antigüedad y un kilometraje total de 120.000 kilómetros. Los Toyota Auris hybrid y Lexus IS 300h fueron los únicos híbridos probados que permitían ahorrar a sus usuarios.

Sin duda, el sistema híbrido combinado Full Hybrid de Toyota ha sido desarrollado específicamente para minimizar el mantenimiento y maximizar la durabilidad. A diferencia de los vehículos con motor diésel o gasolina, no precisa de motor de arranque convencional ni de alternador.

Recordemos, de la misma forma, que los modelos híbridos están equipados con una cadena de distribución sin mantenimiento y no tienen ningún tipo de correa de transmisión.
Dave Cussell, General Manager, Fleet, Leasing & Network de TME, considera que el reconocimiento público de la eficiencia de coste de los híbridos Toyota ha dado lugar a un incremento anual de las ventas del 26% de media en los híbridos Toyota y Lexus en los cuatro últimos años en Europa.

"Desde la presentación del primer vehículo híbrido en el mercado europeo en el año 2000 - la primera generación de Prius -, las ventas acumuladas de híbridos han superado el listón de los 940.000. Los híbridos Toyota ofrecen una solución auténticamente inteligente a los clientes profesionales y los gestores de flotas en Europa", agrega seguidamente.