Los ingresos de Brembo alcanzaron los 1.971 millones euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un 0,9% menos respecto al mismo periodo del año anterior, basado en una consolidación comparable.

Según la información aportada por la compañía, el EBITDA se establece en 394 millones de euros (margen EBITDA: 20%) y el EBIT, en 249,2 millones (margen EBIT: 12,6%). La deuda financiera neta se encuentra en 414,5 millones de euros, mientras que las inversiones netas ascendieron a 152,5 millones.

Para el presidente de Brembo, Alberto Bombassei, "los resultados del tercer trimestre de 2019, aprobados por el Consejo de Administración de Brembo S.p.A., demuestran la capacidad de la compañía, en un escenario de persistente y grave incertidumbre en el mercado global de la automoción, para gestionar de forma eficaz sus estrategias a largo plazo y lograr resultados que, aunque ligeramente decrecientes, se mantienen por encima de la media del mercado de referencia”.

Bombassei añade que “las líneas de negocio de las motocicletas, la gama de altas prestaciones y posventa mostraron signos positivos, gracias a un portafolio de productos en constante evolución en cada uno de estos segmentos. La resiliencia de los márgenes es destacable, especialmente en este entorno”.