El Grupo Mann Hummel ha registrado unas ventas de 1.480 millones durante los seis primeros meses del año, lo que representa una caída del 3,1% (50 millones) comparado con la cifra del año anterior (1.530 millones de euros). Una vez ajustados los efectos de la divisa, las ventas han crecido en 11,4 millones de euros, lo que supone un 0,8%.

Para el ejercicio 2016, la empresa se mantiene moderadamente optimista. La adquisición del Grupo Affinia con las marcas WIX Filters y Filtron todavía no se ha tenido en cuenta en las cifras semestrales, aunque, según la firma, está demostrando ser un impulso de crecimiento. “Sin Affinia el crecimiento de nuestras ventas está por debajo del nivel del año pasado; no obstante, las ventas y los beneficios han sufrido los efectos negativos de la divisa”, explica Alfred Weber, presidente y CEO de Mann Hummel.

Las difíciles condiciones del sector mecánico, de la ingeniería de planta y la situación del mercado en Asia y Sudamérica han sido los factores que han dificultado el crecimiento, según el responsable. Particularmente en Asia, el crecimiento no está satisfaciendo las expectativas debido a las difíciles condiciones en China, por lo que la previsión para el año completo es relativamente baja.

En opinión de Weber, el grupo Affinia será un “acelerador del crecimiento real” en el futuro, con un aumento de las ventas en la nueva filial estadounidense que ya asciende a más del 5% durante los seis primeros meses de este año. “Para todo 2016 esperamos un crecimiento orgánico de las ventas de alrededor del 7%”, añade.

La compra concuerda con la estrategia de crecimiento del Grupo, que establece un claro enfoque en la filtración. Así, Mann Hummel ha añadido las marcas WIX Filters y FIiltron a su cartera ya existente y, de esta forma, ha reforzado su presencia global en Norteamérica, así como en Europa Central y Oriental. La adquisición promete un crecimiento significativo, especialmente en el sector de gran potencia en Estados Unidos y en el segmento de filtración hidráulica. Como resultado, la compañía contará en el futuro con más de 20.000 empleados en más de 70 plantas en todo el mundo.

La adquisición más importante en los 75 años de historia de la empresa, junto con el nuevo centro de tecnología en la sede central de Ludwigsburg, reafirmarán la viabilidad futura de Mann Hummel. Además de las 430 modernas estaciones de trabajo y el museo de la empresa, el centro de ensayos adyacente dispone de espacio para alrededor de 100 bancos de pruebas. La empresa ha invertido más de 30 millones de euros en el nuevo edificio.