Marelli y XenomatiX han anunciado en el CES de Las Vegas que iniciarán un acuerdo de desarrollo técnico y comercial en el campo de la conducción autónoma. La división Automotive Lighting de Marelli y XenomatiX unirán competencias y tecnologías para ofrecer soluciones modulares de sistemas LiDAR para satisfacer las futuras necesidades globales de la automoción, también aprovechando la tecnología de percepción de inteligencia artificial derivada de “Smart Me Up”, la start-up francesa adquirida por Marelli en 2018.

Los sensores LiDAR son conocidos en el campo de la automoción por sus aplicaciones en Conducción Autónoma y Sistemas Avanzados de Asistencia a la Conducción (ADAS). Aplicaciones como el asistente de cambio de carril, asistente de autopista o el asistente de atascos dependerán en gran medida de los sistemas LiDAR. XenomatiX, con sus sensores “LiDAR de estado sólido”, ofrece al mercado un producto basado en tecnología de semiconductores, diseñada para la producción en masa.

Aprovechando las inversiones realizadas en tecnología de percepción, Marelli estará capacitado para integrar los sistemas de reconocimiento y clasificación de los objetos basados en la Inteligencia Artificial con los módulos LiDAR construidos con componentes XenomatiX -que usa sistemas LiDAR sin escaneo-, para dar soporte a los fabricantes de automoción internacionales en su camino hacia una movilidad más segura.

Marelli ha reforzado su competencia en los campos de Sistemas ADAS y conducción autónoma con la introducción del “Smart Corner”, una solución que integra sensores para la conducción autónoma dentro de los propios faros y pilotos. El “Smart Corner” ha sido premiado en los CES 2019 Innovation Awards Honoree, en la categoría de vehículos inteligentes y tecnología de conducción autónoma.