El objetivo de “Lápices y Sonrisas” es la recogida de material escolar entre los trabajadores de las empresas socias del Clúster para hacerlo llegar a las familias más desfavorecidas y a los niños en situación de emergencia social. Se trata de la tercera edición de esta campaña que anima a donar cualquier tipo de material que los escolares necesitan durante el curso, como lápices, bolígrafos, rotuladores, gomas de borrar, cuadernos, reglas, calculadoras, estuches o mochilas.

Converzar ha donado las cajas solidarias que se colocaban en las instalaciones de los socios para la recopilación del material. La sede de la empresa acogía, la semana pasada, el acto de entrega simbólico de las más de 120 cajas que se han recogido en las 71 instalaciones (empresas, centros de investigación y facultades de la Universidad de Zaragoza) a las nueve asociaciones que este año se reparten el material: Amasol, Asociación Civitas Las Fuentes, Asociación de Vecinos Kasan, Ainkaren Casa Cuna, Cepaim Zaragoza y Teruel, Fundación La Caridad, Hospital Infantil de Zaragoza, Ningún Niño Sin Merienda y Asociación Sonrisas.

En su pasada edición, en septiembre de 2017, el proyecto contó con la colaboración de los trabajadores de 40 empresas y se recogieron 85 cajas de material para más de 2.000 niños aragoneses.

La campaña anima a donar cualquier tipo de material que los escolares necesitan durante el curso, como lápices, bolígrafos, rotuladores, gomas de borrar, cuadernos, reglas, calculadoras, estuches o mochilas

Desde el CAAR, la responsable del proyecto “Lápices y Sonrisas” y del área de Responsabilidad Social de la entidad, Arlen Dickovskiy, ha indicado que “estamos muy satisfechos con las dimensiones que ha tomado esta iniciativa ya consolidada y queremos agradecer a todos los trabajadores de nuestros socios la involucración en el proyecto y su generosidad. La cantidad de material recogido ha desbordado nuestras previsiones con un 50% más que en la pasada edición y hemos tenido que pedir ayuda a alguna empresa para la recogida y almacenamiento”.

Por su parte, Salvador Macías, presidente la Asociación de Deporte Solidario, ha señalado que “encontrarnos con gente comprometida como la que forma el Clúster de Automoción y las empresas socias nos hace pensar que un mundo mejor es posible. Las nueve entidades destinatarias de la III edición de la campaña Lápices y Sonrisas podrán contar con material escolar para más de 3.000 niños aragoneses.”

Para David Romeral, gerente del CAAR, “la implicación de las empresas del Clúster no ha podido ser mayor: por ejemplo, Expro Outsourcing, a través de la empresa Urbetrans, ha sido la encargada de recoger el 90% de las cajas de forma voluntaria y almacenarlas en sus instalaciones; Enganches Aragón ha conseguido cuatro palés de material gracias a una colaboración con Prestige Elleca; y el grupo CEFA ha donado, además de material escolar, algunos de sus equipos informáticos”.