MEWA celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, el 5 de junio, como "una oportunidad para demostrar su actitud ecológica y reafirmarse en su compromiso diario con el uso eficiente del agua y del resto de recursos naturales, materiales y energéticos".

Para esta firma alemana, la sostenibilidad no es sólo un fenómeno de moda, sino su origen: no tirar los paños de limpieza, sino reciclarlos. Esa fue la moderna idea que fundamentó en 1908 la puesta en marcha de esta empresa. Y sostenible es, hasta el día de hoy, su relación con el medio ambiente y los recursos que emplea.

Para conseguir que el uso del agua, los detergentes y la energía sean lo más económicos y eficientes posible, desarrolla de forma constante e interna procesos y técnicas ecológicas. Su objetivo es conservar los recursos tanto como sea posible y reducir el impacto medio ambiental al mínimo. Además, ahorra energía mediante la recuperación de calor y la reutilización de las aguas residuales con una técnica propia de lo más innovador.

Si se compara con los métodos tradicionales de lavado, MEWA contamina el medio ambiente hasta un 85% menos, más de lo que exige la ley según la compañía. Y es que en esta empresa, tal y como afirma su nuevo gerente en España, George Lazar, "en MEWA todos los días son días del medio ambiente".