NGK Spark Plug adquirió en 2018 la compañía Caire, un fabricante mundial de equipos de suministro de oxígeno, que actualmente desempeña un papel clave en la lucha global contra el coronavirus (Covid-19). Como parte de su política a medio plazo 'Acelerar actuales y nuevos negocios', NGK ha estado invirtiendo sus recursos para el desarrollo de productos en tres áreas de mercado donde se ha pronosticado crecimiento: medio ambiente y energía; automóvil de próxima generación y área médica. Su sector médico ha estado desarrollando y vendiendo productos concentradores de oxígeno para uso médico en Japón desde 1999. La creciente demanda de concentradores de oxígeno portátiles, llevó a la adquisición de la estadounidense Caire y sus subsidiarias Chart BioMedical Limited (Reino Unido) y Chart BioMedical (China).

Con más de 50 años de experiencia en la producción de dispositivos portátiles y fijos de oxigenoterapia para el cuidado en el hogar, así como soluciones comerciales llave en mano para hospitales, Caire está haciendo una gran contribución al esfuerzo global para combatir el Covid-19, y al negocio relacionado con el oxígeno del grupo NGK. 

Comercializado bajo las marcas Caire, AirSep, Helios y SeQual, Caire ha aumentado la producción para satisfacer la creciente demanda de sus soluciones de oxigenoterapia que se utilizan en el tratamiento de las formas más graves de Covid-19. Con la seguridad de los empleados como su primera premisa, Caire ha podido reaccionar ante el gran aumento de la demanda, particularmente para sus concentradores de oxígeno, recipientes de oxígeno líquido y generadores, aumentando turnos de producción y extendiendo las horas en sus instalaciones en los Estados Unidos y China, y dentro de sus servicios de distribución en todo el mundo.

Fuera del compromiso dedicado de Caire, NGK ha emprendido varias otras actividades de apoyo durante estos tiempos difíciles. La compañía ha donado equipos de protección personal (EPP) a instituciones médicas de todo el mundo. Esto incluye 37.000 máscaras faciales que la compañía tenía en su poder, así como pantallas de protección facial impresas en 3D que se han distribuido de forma gratuita a las instituciones médicas en las regiones donde se encuentran las bases del grupo. La responsabilidad social y ambiental siempre ha sido una parte importante de la filosofía de NGK.