Tal y como se propuso en 2016, la planta de Schaeffler Iberia en Elgoibar (Guipúzcoa) ya ha conseguido alcanzar el objetivo de producción con 0 emisiones considerando las emisiones directas de gases de efecto invernadero (alcance 1) y las emisiones de la electricidad adquirida (alcance 2).

Cuando se inició el proyecto en 2015, el volumen de emisiones de CO2 en la planta de producción era de 3.606 toneladas/año (alcances 1 y 2). En agosto de 2016, empezó a utilizar electricidad proveniente solo de fuentes renovables, consiguiendo así una reducción importante de las emisiones.

En la fase actual de compensaciones, el objetivo es compensar las emisiones que no es posible evitar debido al proceso productivo mediante la compra de reducciones de emisiones certificadas. En el suministro de gas natural, Schaeffler Iberia ha llegado a un acuerdo con el comercializador para que compense el 100% de las emisiones derivadas de su consumo de gas.

Adicionalmente, hasta finales de 2020 se plantarán 2.000 árboles autóctonos en diferentes zonas de la comarca. Esta medida contribuirá a conservar la biodiversidad de la región en la que se encuentra la planta y ayudará a compensar parte de las emisiones derivadas del transporte de mercancías, gestión de residuos y del transporte de los empleados.

Además, y tras las acciones emprendidas en 2016, se ha conseguido reducir el consumo total de agua en un 75%. La visión de empresa neutra también en este consumo, con nuevas tecnologías en producción y en tratamiento de aguas, permitirá reciclar el 100% de las aguas en el corto plazo. Además, durante este 2020 está previsto empezar con la certificación externa en la ISO 14064 (Gases de efecto invernadero).

Desde que Schaeffler Iberia iniciara este proyecto se han lanzado varias campañas de concienciación para los empleados relacionadas con el trasporte sostenible: fomentar el uso del autobús de empresa, información sobre beneficios y subvenciones por adquisición de vehículos eléctricos, polución media generada por cada empleado al desplazarse en coche hasta su puesto de trabajo, así como instalar un sistema de préstamo de bicicletas eléctricas para dar a conocer esta tecnología. También se anima a los empleados a participar en las diferentes campañas de ahorro de energía y reciclaje, y a la reducción del uso de plásticos.